Archivo de la etiqueta: cloud

Docker en la empresa

En una semana dos clientes nos pidieron reuniones para hablar de containers y de docker en particular.

Con las reuniones ya realizadas tengo algunos puntos que me gustaría compartir con ustedes en una serie de posts aquí, en linkedin.
Para estas reuniones me preparé como para cualquier reunión que hago con el nombre de wetcom encima.

A estas reuniones uno va mas a escuchar que a proponer inicialmente, pero algo dentro mío me decía que tenía que volver a revisar todo una vez mas.

Luego de hacer el ejercicio una vez más quedó claro que a estas reuniones, sobre contenedores, no iba a ir solo a escuchar.

Después de trabajar con tecnologías de vmware durante los últimos 10 años uno se acostumbra a ciertas cosas. Bajar la vara de las funciones básicas que ofrecen las tecnologías de virtualización actuales no es una opción.

Después de esto, estaba dispuesto a escuchar cualquier cosa que el cliente estuviera dispuesto a contar.Incluso estando seguro de estar seguro del mensaje que quería llevar a la mesa aún había dudas.

Básicamente esto se debía a que quienes nos están comenzando a llamar para hablar de contenedores no son los mismos interlocutores de siempre.

Una vez explicado mi punto de vista, ya les digo cuál es, todo el mundo se unió en una única línea de visión sobre el tema.

Mi punto de vista, ahí va.

Si uno mira el sitio web de Wetcom lo único que va a encontrar relacionado a contenedores es un post que escribí sobre mi visita al vmworld del año pasado.

Nada mas, no hay otra cosa.

De ninguna manera alguien que no conozca lo que venimos haciendo nos llamaría para hablar de docker.

Las dos reuniones que tuvimos fueron con clientes de larga data.

Ellos consultaron si trabajamos con docker. No lo promocionamos activamente.
Vengo trabajando con alta disponibilidad, balanceo de carga automático, tolerancia a fallos hace tanto tiempo que no estoy dispuesto a bajar ese estándar.
Eso no se negocia.

Mucho menos para un cliente de wetcom, donde nos eligen justamente para hacer que sus entornos estén disponibles las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Es decir, no me quiero involucrar, en el análisis o implementación de una nueva tecnología que no pueda cumplir con esto.

Docker es una tecnología excelente. Por momentos me hace acordar a cuando empezábamos con las primeras reuniones para implementar vmware.

Pero todavía le falta resolver algunos puntos de disponibilidad y balanceo de carga importantes. Los que conocen docker me dirán que si un containers deja de responder lo matamos y lanzamos otro.

Eso es cierto.

El problema es que no todas las aplicaciones que quieren subir ahí arriba están preparadas para eso. Su arquitectura, su ADN las hace ver como una aplicación legacy.

No me sirve docker para eso.

Sobre todo que quieren mover docker directamente a producción, lo cual se entiende.

¿Para qué podríamos poner docker si en el final de la cadena no lo llevamos a producción?.

Es por esto que recomiendo y voy a seguir recomendando montar contenedores sobre vmware. Al menos hasta que los linux que usamos como motor de docker me puedan ofrecer un nivel de disponibilidad y balanceo de carga aceptables.

Hace 10 años no hubiese dudado en montarlos sobre un linux sin alta disponibilidad. Hoy no, y no es porque me haya aburguesado. La tecnología avanzó mucho y además me gusta dormir de noche.

Las reuniones fueron bien, muy bien hay buenas intenciones de avanzar con la tecnología. Pero por sobre todas las cosas que se habló de intenciones, lo único que quedó firme fue que los niveles de disponibilidad no se negocian.

Y está bien.

¿A quién van a llamar cuando todo deje de funcionar? A la gente que maneja la infraestructura señores.

¿Te interesa saber más de docker?, tengamos una charla, veo ahí una tecnología con futuro. ¿Trabajas en infraestructura?, no me dejes solo. Hagamos que los contenedores lleguen a buen puerto.

Nos leemos…

Desafíos de la virtualizacion de redes con vmware nsx

Como cualquier tecnología que llega para patearle el tablero a los paradigmas existentes existen algunos desafíos que vmware NSX deberá sortear si quiere ganarse un lugar en los centros de cómputo. Vamos a hacer un recorrido sobre cada uno de ellos para entender mejor cual es la situación de la solución de SDN de VMware.

Ver también: Las redes en ambientes virtuales, ¿el fin de la resistencia del mundo físico?

Ganarle un lugar al área de redes

Para el caso del SDN (software defined Networking) el primer desafío que tiene es que q quien viene a patearle el tablero es un área que tiene las piezas pegadas al mismo con cemento de contacto.

Las redes fueron por años un punto gris donde la virtualización en general tenía un lugar muy particular dentro de las comunicaciones de las empresas.

Generalmente la gente de Networking se limitaba a brindarnos acceso a la red física existente, a asistirnos en caso de algún problema y realizar modificaciones requeridas para nuestra infraestructura virtual.

Con VMWare NSX esto cambia completamente.

No solamente nuestros requerimientos para la red física disminuyen ampliamente una vez obtenida nuestra red de transporte sino que ganamos un control total sobre cambios a futuro en los casos de las infraestructuras cien por ciento virtualizadas.

Para la gente de redes NSX se puede ver como una amenaza.

Desplazar fabricantes con dominio de mercado

Sin dar más vueltas estoy hablando de Cisco. Quien lanzó su propia solución de SDN la cual compite con NSX aún no se encuentra madura.

La gente de redes ama a Cisco. Tanto es así que lo defienden a uñas y dientes cuando se plantea cualquier otro fabricante alternativo.

Este amor a la marca tiene aristas muy marcadas:

  • Sus soluciones son confiables
  • Trayectoria
  • Respaldo de la marca

“Nadie puede equivocarse eligiendo Cisco”

En muchos casos es como un fusible para quien arma la arquitectura de la red de la organización. Si existe un problema con soluciones de Cisco todos están cubiertos de que no hay algo mejor en el mercado y cada uno se lava las manos.

Hablando en castellano, si alguien compra Cisco y hay un problema la respuesta siempre es “imaginate si hubiese comprado otra marca lo que podría haber sido”.

Esquema de licenciamiento 

El esquema de licenciamiento de VMware para NSX es inclusivo desde el punto de vista de hypervisores soportados. Es decir, no estamos limitado a utilizar NSX únicamente con vpshere como hypervisor.

El problema es que el costo de las licencias por procesador es elevado para la media de las empresas, al menos latinoamericanas.

Históricamente VMware tuvo varias idas y vueltas con sus esquemas de licenciamiento por CPU físico, por cantidad de cores por procesador, por VRAM.  Personalmente espero algunos anuncios durante el vmware vmworld  2014 donde se presenten algunas alternativas de licenciamiento que permita a empresas medianas incorporar la tecnología a sus centros de cómputos.

Desafíos del cambio de tecnología

Los recursos humanos que operarán NSX deberán entrenarse en la nueva tecnología no cabe duda. Aquí es donde deberá plantearse en cada empresa una estrategia de integración completa del área de redes con el área de infraestructura.

En la mayoría de las empresas las áreas funcionan de forma independiente y para lograr la adopción de esta tecnología se deberán fusionar bajo un único mando para tener éxito. Quienes operaban el ambiente virtual deberán aprender cosas de redes y quienes operaban redes deberán aprender a trabajar sobre infraestructuras virtuales.

Formación de los partners de vmware

Como comentaba en la charla del último vforum en Wetcom estamos trabajando con NSX desde versiones Beta del producto. Esto nos permitió estar a la vanguardia de la tecnología y hoy en día poder ofrecer servicios profesionales sobre la solución.

A menos que los canales tradicionales de vmware, quienes generalmente también venden Hardware (servidores), aprendan de networking las implementaciones de NSX naufragarán.

Durante casi 2 años desde la compra de Nicira se prohibió a los partners hablar de la tecnología con clientes. Esto se debía a que tradicionalmente el fuerte de estos últimos era la infraestructura y no las redes.

En el caso de Wetcom venimos trabajando desde versiones Beta del producto lo cual nos permite estar hoy en día listos para asistir a nuestros clientes en la adopción de SDN en ambientes virtuales basados en VMware.

Casos testigos

Esto más que un desafío es un pedido a grito de quienes están analizando NSX para sus centros de cómputo. La pregunta “¿quién tiene implementado esto en el país?” se escucha en cada reunión a la que asistimos.

Los early adopters ya están trabajando en pruebas de concepto e incluso en implementaciones de esta tecnología por lo que preguntas como esta encontrarán respuesta en los próximos meses.

Lo importante creo no es quien lo tiene implementado sino el beneficio que puede proveer al negocio y, por que no, convertirse en un early adopter uno mismo.

Conclusión

Como toda tecnología o paradigma nuevo NSX tiene algunas barreras que romper. Es responsabilidad de la marca transmitirle confianza a los clientes como así también es responsabilidad del partner conocer sus limitaciones y no embarcar a un cliente en un viaje sin garantías.

Es cuestión de tiempo para ver como de a poco las empresas de telecomunicaciones comenzarán a adoptar la tecnología y posteriormente lo harán el resto siempre y cuando los casos testigos comiencen a florecer con buenos resultados.